sábado, agosto 1

Estaciones

La primavera es la ignorancia del progresismo.
El otoño, el candidato de izquierda
que hace veinte años saca los mismos diez mil votos
de las mismas diez mil personas.
El verano es la molestia,
el invierno es la amenaza.

El invierno es estar de vacaciones en el campo,
todos están adentro de la casa hablando fuerte,
vos estás afuera levantando las sobras de la cena;
te sentás a fumar y un lobo atraviesa la tranquera
y se sienta en sus cantos,
te mira,
lo mirás compadrito.
El lobo y el invierno te dan miedo y a la vez
te chupan un huevo.
Sabés que si han de llevarte,
sea por el frío o por furiosas dentelladas,
vas a dar algun tipo de batalla
porque eso,
descubriste,
se te da bastante bien.

En verano todos somos
intelectuales barrilete que sufren por amor.
En invierno hacemos todo lo que podemos.
Lo que haga falta, que nuestro cuerpo se adapte.
¿Notaste acaso la temperatura de las sábanas
una mañana cualquiera de agosto?
Espabilá.
Te estoy relatando mi corazón.

5 comentarios:

  1. "En invierno hacemos todo lo que podemos"
    Yo estaría haciendo todo mal, por ebrio, por sanador, o por autodidacta. Pero algo es algo, y no cualquier otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Esas cosas uste' ni las tiene que preguntar

      Eliminar
  2. Quería comentar algo copado pero la verdad es que no tengo más que decir que lo releí tres veces al hilo porque algo en la poesía me encantó. Habrá sido la naturalidad o los paisajes o esa frase sobre el invierno demasiado aplicable a demaiadas cosas...

    Hermoso muchacha.

    ResponderEliminar

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.