jueves, febrero 5

Los hermanos Wachowski

No, no me interesa la trama de El destino de Júpiter, su última película. No, no son cineastas que siga con atención. De hecho mi comentario no tiene que ver con el cine.
Me llama la atención la dificultad de los periodistas y críticos para hacer foco en aquello que los reúne, es decir: la película en cuestión, las capacidades técnicas de los directores y todo lo referido a la cinta o trayectoria que comentan. Esto no debería asombrarme, porque parece ser que la única forma de dar en la tecla es el efectismo sencillo, el morbo, el desacuerdismo con todo lo que existe.

Lo que leí hoy al pasar en el suple de espectáculos de Página12 fue fantástico. Voy a pasar por alto la pedantería de Juan Pablo Cinelli porque justo eso no creo que sea algo que imposte, debe ser así de insoportable siempre. 
Cito un fragmento: 



Miren la liviandad con la que el pibe se permite dar unas pinceladas acerca de la teoría de la identidad transgénero -de la que estoy segura que sabe mucho- y de la directora de la película. Porque pintó. Porque él no hace un comentario de un estreno solamente, no, él te trabaja el trasfondo, él es un crítico comprometido.

Los dejo que sigo con mi investigación que sugiere que la relación entre el Merval y el Dow Jones repercute directamente en la cantidad de personas a las que les suele agarrar un antojo de chocolate.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.