martes, febrero 3

El experimento en el cual
privan a una persona
de estímulos sensoriales,
le tapan los ojos,
le ponen guantes que bloqueen el tacto,
la acuestan en el cuarto
del exacto silencio
y la hacen permanecer ahí
hasta que no lo soporte,
hasta que escuche cosas que no hay,
es un experimento triste
y un desperdicio de insumos.
Esos científicos deberían venir a casa
cuando me voy a dormir
y miro el sector vacío de la cama
Malditos catedráticos que necesitan ir
al centro mismo de la tierra
a buscar lo que ya existe
en cada uno de los recintos
donde alguien sufre
y donde alguien falta.

                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.