sábado, febrero 28

Letra pequeña


Mi nombre de puta es desmesura
pero también es mi nombre delictivo

Mi nombre de puta es desmesura
pero también es mi nombre delictivo



jueves, febrero 26

Los modos de ganarse la vida

Tomo con amor el título de una linda novela de Ignacio Molina porque desde que la vi en puntas de pie en una estantería de una librería quedé prendada. Quiero leer todos los libros de la editorial Entropía y estoy relativamente cerca de lograrlo. Esta vez es verdad, no es como cuando dije que quería ser astronauta y ahora apilo monedas arriba de la mesa para pagar el alquiler, lo juro.
Yo creía que los astronautas, una vez atravesada la atmósfera, dejaban de pensar, sus cabezas se vaciaban de conceptos entonces todo lo entendían, que volvían a la tierra siendo grandes sabios. Bueno.

La entrada del edificio donde viven mis abuelos tiene unas escaleritas pequeñas y una rampa de mármol que resbala como si estuviera cubierta de aceite. No sé cuál podría ser el sentido de poner una rampa en la que te hagas mierda si la utilizas.
No conforme con eso, el arquitecto puso el barandal para agarrarse del lado de las escaleras que tienen 4 escalones del orto y en la rampa no puso nada. Sin miedo a perder la apuesta, afirmo que debe ser la rampa menos transitada del país, contando incluso la de una escuela rural abandonada dependiente de la intendencia de Villa Epecuén*.

-Jefe, dónde ponemos la baranda?
-Ponela ahí en la escalera, qué se yo, estoy re duro.
-No sería mejor del lado de la rampa? Digo, parece más prudente.
-Me hinchaste las pelotas. Ponela del lado de las escalera y además pulí el mármol de la rampa, esmerate, gil. Este podría ser el primer paso para conquistar el mundo.
-Pero señ...
-Chito. ¿Hay algun kiosko cerca? Primero anda a averiguar si venden whisky.

Me duele -pero no mucho, ya, al menos- pensar que sentado en su escritorio, comiéndose un sanguche de milanesa, o caminando por la calle, no sé, en algún lugar hay un arquitecto que ni siquiera se toma tres minutos para pensar lo que cualquier niño casi sin escolarizar se da cuenta con una pasada de vista. Encima hace un calor como para no ser digno nunca más. Porca miseria.




*Hace un par de meses que no paro de leer crónicas y notas de Villa Epecuén. Our own private Atlántida.

lunes, febrero 23

A saber:

tomates cherry, boletas electrónicas
indicar remuneración pretendida
Es capitalismo
agua mineral sin sodio, push up, vinilos de daft punk
acabar juntos, total más comisiones
Porque capitalismo
no pisar el césped, no esta incluido el cubierto
delivery de medialunas
Marcadamente capitalismo
obreros rompiendo la vereda desde las seis de la mañana
mate dulce, imanes de frutitas, tatuajes de figuras geométricas básicas
Capitalism
borrarle una rayita a la p de ceda el paso, artistas que se autodenominan sensibles
mesas rebatibles, espacios reducidos, peluches con forma de concha, post it
todo lo touch, los que gustan de decir touch
directores que filman en tiempo real durante años, nivel avanzado de inglés excluyente
Capi
ukeleles, tangas de hilo, jóvenes promesas
Talismo, papá
te falta un sello, cafe + jugo + agua
Capi
garché toda la noche
Talismo
happy hour, cerveza artesanal, promesas en el auto
CapiCapi
viejas yeguas, abuelitos que te tocan una teta en el bondi
TalismoTalismo
es así yo no lo manejo, chocolate al 70 por ciento, órdenes son órdenes
Capitalismo lararai lararai
heidi en la pradera, ay no me dí cuenta, tranqui
biromes empresariales, tazas empresariales, las empresas
Capitalismo oleri oleri ju
todo lo trendy, escribir sexo cuando se quiere escribir pija
digital y analógico, alimentación consciente, pescavegetarianismo
el campo y la ciudad, la guerra y la paz, la vida sana, los excesos
Es el capitalismo, estúpido
arte arte arte, yo no leo, yo leo un montón
decir que se quiere dormir, el club de los 27, el arroz yamaní
el pin-up, un padre sosteniendo a un chico que sostiene un muñeco
y vos qué hacés, yo escribo poesía, ah
escribir poesía, el agua en la heladera, la aguja en el útero
llorar sin lágrimas, los cursos de verano, la muerte
los besos en la panza, decir posmodernidad, la inmortalidad
bronceado en invierno, auriculares oso panda
la locura
las enfermedades
lo ocasos arriba de una lona
Capitalismo










domingo, febrero 22

-No me queda nada-
Hacés palmas en la ventana
como los emperadores que a la distancia
aplaudían la lucha entre esclavos 
languidezco con la boca apoyada
de costado en el escritorio de roble
que pesa un buque.

-Percibo el panorama de a fotos sin flash-
La pared pelada los discos tirados 
la lámpara con la tulipa dada vuelta
sonrío con la boca todavía apoyada en la madera
me duele más lo que tengo que lo que
las rejas tus dedos entrelazados la necesidad
de que alguien se siente acá y con paciencia
me explique qué es lo que estoy sintiendo 
que me incite a pintar que me cocine
que me coja sin consultas
y que mientras tanto me vaya cantando
los colores de los autos que pasan.


-Me duele tan profundo que me atraviesa-
La sensación toma la forma 
de otro cuerpo fuera del mío 
relleno de agua quieta.

-Seguis haciendo palmas aunque no conteste-
Suenan todos los artefactos que podrían hacerlo
miro y tengo más cerca el timbre 
y la necesidad de que alguien se siente acá y con paciencia
me acribille con un rifle de asalto.

-Ya me paré ya estoy muy cerca del portero-
Ahora soy una pelota un planeta
una rota que rota sobre su eje y los días se pasan
con cada vuelta que doy con las palmas al cielo raso
y la docilidad de un conejito
repleto de amor lleno de locura.


Todo mientras tarareas una melodía que te dije que me enloquece.
Todo mientras me esperas pateando un cantero vacío
a los lados de la ventana vos afuera y yo adentro
envejeciendo como una verdura en la heladera
asustada como animal arrinconado
la mejilla contacto madera
la boca a la libertad de los mundos
hacés palmas en el ventana
y no, nada nomás.






viernes, febrero 20

Diego Meret, fragmentos sacados de "En la Pausa"

roés, roés lo que está...
lo que está intacto
lo intacto roto, lo mío, lo que roés...
hurgás la unidad
ni siquiera expropiás...
uno no roe sus grietas
es la autodefensa a la intactitud...
aquí lo propio, siempre intacto
lo demás no pertenece al conjunto...
porque no está a mi alcance...
pero lo mío esta y, aunque esté roto,
es parte de lo que es,
el ruido...
porque la única propiedad
de lo realmente intacto
es que va a romperse.

miércoles, febrero 18

Me va a decir que me quiere
y ya estoy para subir al ring.
Doy saltitos de un lado al otro
con los puños levantados.
Siento arriba de la pelvis
el alboroto del drogadicto
que sabe que hoy pega.
Hoy,
la mano al discurso
lo que el papel a la piedra.
Hoy,
el fin del mundo
tal como lo conocemos.
Hoy,
delincuencia.
El amor es un puta guerra





martes, febrero 17


A nadie le gustan
los hospitales
porque en ellos
se exige
silencio.

A mí no me gustan
las personas
que exigen
sonido
sin entenderlo.

sábado, febrero 14

Necesito construir
mientras diluvie
una caseta precaria
a la intemperie.

Que la lluvia acribille
los canales de la chapa,
que el agua se proponga
seriamente caer siempre.

Meterme abajo del techo
y recostarme
contra la pared contraria
al escenario
de lluvia cayendo
en tierra dura
creando charcos
grandes, contundentes.

miércoles, febrero 11

Anna Paparella y el cosmos

A veces lo que sube Miriam Tessore a Emma Gunst coincide tanto con lo que estoy pensando mientras aprieto el hipervínculo que me traslada a su entrada que me asusta


Parece que si uno lo desea mucho
mucho
puede vivir casi
casi
como quiere


Anna Paparella (Bari, Italia, 1956) Reside en Buenos Aires
de Silencio Púrpura, Editorial la Buhardilla S.A., 1994

lunes, febrero 9

La fragilidad es un trabajo fuerte y físico.
Se asemejaría a cargar bolsas en un puerto
repleto de containers llenos de plumas de pájaros chicos.
O a trabajar de pie en una línea de montaje de muñecas todo el día
con esas fajas elásticas en la cintura y con tirantes
que hacen que ciertas personas parezcan escarbadientes.
Para ser frágil hay que ser un duro bárbaro
como para bancarse un mano a mano
con un león que hace diez días que no come
Nadie podría sobrevivir a conmoverse
al hilo todo el día si no fuera fuerte.
Nadie podría volver a armarse
después de quedar partido
si en verdad no fuera
muy poderoso
frágil no es débil
Al frágil le das realidad
y entiende.




sábado, febrero 7

¿Hay algo más hermoso que escribir con el dedo 'Lavame, sucio' sobre un parabrisas polvoriento a las 2 de la mañana vestida de oficina?

viernes, febrero 6

Sueño

Era de noche y estabamos en la vereda de la casa de M un grupo de amigos y amigas haciendo un asado en la parilla puesta ahí y tomando algo y pasó un grupo de chabones y uno me tocó el culo y no dijimos nada porque teníamos miedo de que nos afanaran pero me dio bronca entonces le tire el vaso que tenia en la mano que estalló a centimetros de sus pies. Y el flaco me miro todo enloquecido y mis amigos me miraron tipo qué carajo hiciste y de repente todo el barrio se estaba peleando a las trompadas y nosotros nos refugiamos en la casa haciendo una barricada porque el chabon al que le habia tirado el vaso intentaba entrar enloquecido y decia que nos iba a matar. De repente un amigo el dueño de la casa apareció desde la cocina con un rifle enorme y lo puso en mis manos y me dio balas y yo tipo que mierda esta pasando y empezo a distribuir rifles y todos corriendo para el fondo a ver si nos podiamos escapar por el patio y yo probando el rifle se me disparo y le di al techo y cayo mamposteria y me puse a llorar y escuchaba los golpes tremendos en la puerta y alguien me saco de la mano al patio y era de dia.




jueves, febrero 5

Los hermanos Wachowski

No, no me interesa la trama de El destino de Júpiter, su última película. No, no son cineastas que siga con atención. De hecho mi comentario no tiene que ver con el cine.
Me llama la atención la dificultad de los periodistas y críticos para hacer foco en aquello que los reúne, es decir: la película en cuestión, las capacidades técnicas de los directores y todo lo referido a la cinta o trayectoria que comentan. Esto no debería asombrarme, porque parece ser que la única forma de dar en la tecla es el efectismo sencillo, el morbo, el desacuerdismo con todo lo que existe.

Lo que leí hoy al pasar en el suple de espectáculos de Página12 fue fantástico. Voy a pasar por alto la pedantería de Juan Pablo Cinelli porque justo eso no creo que sea algo que imposte, debe ser así de insoportable siempre. 
Cito un fragmento: 



Miren la liviandad con la que el pibe se permite dar unas pinceladas acerca de la teoría de la identidad transgénero -de la que estoy segura que sabe mucho- y de la directora de la película. Porque pintó. Porque él no hace un comentario de un estreno solamente, no, él te trabaja el trasfondo, él es un crítico comprometido.

Los dejo que sigo con mi investigación que sugiere que la relación entre el Merval y el Dow Jones repercute directamente en la cantidad de personas a las que les suele agarrar un antojo de chocolate.


martes, febrero 3

El experimento en el cual
privan a una persona
de estímulos sensoriales,
le tapan los ojos,
le ponen guantes que bloqueen el tacto,
la acuestan en el cuarto
del exacto silencio
y la hacen permanecer ahí
hasta que no lo soporte,
hasta que escuche cosas que no hay,
es un experimento triste
y un desperdicio de insumos.
Esos científicos deberían venir a casa
cuando me voy a dormir
y miro el sector vacío de la cama
Malditos catedráticos que necesitan ir
al centro mismo de la tierra
a buscar lo que ya existe
en cada uno de los recintos
donde alguien sufre
y donde alguien falta.