jueves, enero 29

Comprendí la soledad de casualidad
Estaba explicando algo que pensaba
y mi interlocutor me dijo que me entendía,
cuando yo sabía que ni siquiera me había acercado
al concepto del que quería hablar;
y pensé:
mierda,
qué solos estamos todos
De repente mi cabeza se llenó de palabras
sé que no había calma
pero sentí un silencio especifico
como el pip que suena cuando se alcanza el umbral auditivo
como el sonido de una maquina que registra los latidos
en el momento en el que el paciente la palma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.