jueves, diciembre 11

Hard Rock Plexiglás Diciembre

Tuve un sueño Noir. Era de noche, llovía sin control, y yo salía de casa con un vestido rojo y un sombrero fedora que tengo colgado en el perchero. Me cruzaba con el panadero francés de mi misma manzana, Frank, que hace una brioche de almendras que te caes de culo, él también estaba lookeado para audicionar en la adaptación al cine de Triste, solitario y final. Teníamos una conversación profunda y con recovecos de la que no me acuerdo una sola palabra, pero después de separarnos en una esquina, yo iba en busca de aquello de lo que habíamos estado hablando. Después de eso, sustancialmente no pasaba nada. Caminaba y caminaba por la ciudad vacía y después de un rato me daba cuenta que tampoco circulaban autos. Entonces volvía derrotada -y empapada-, y me ponía un camisón de gasa vaporosa del mismo color del vestido.
 O me esta por venir o se me cocinó el cerebro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.