sábado, noviembre 8

Medianeras que no median

Hará cosa de un par de meses, A. me contó que una noche empezó a escuchar los gritos de una señora que vive al lado de su casa. Alarmada, salió al jardín y quedó anonadada.
Vecina: "Las ramas de tu árbol están pasando para el lado de mi casa!!! Sos una mala madre!!! Las plantas son como tus hijas, y yo no te tiro a mis hijos por arriba de la medianera!!!

De más esta decir que la puteó un poco y todo quedó zanjado. Y nos dió material para varias rondas de mate.
Pero lo interesante y desagradable, una suerte de Level-up en todo este asunto de vecindad, sucedió hace tres semanas.

Otra amiga, amiga a su vez de la mala madre, estaba en el patio sentada haciendo no sé qué -tenemos vacíos en ciertas partes de la historia-, y vio cómo un tipo se tiró -para matarse- desde un sexto piso a su patio. Y aterrizó ahí nomás, claro. Vivía en el edificio, y todavía no se sabe nada, si había alguien más con él, motivos, y etceteras porque el edificio se tranformó en un caos y se llenó de gente y nadie entendió nada hasta que llegó la policía científica(!).

Se estará gestando algun caldo del cual ignoramos la receta? Qué esta sucediendo con nosotros, es una pregunta que ronda perimetralmente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.