miércoles, octubre 22

Pienso que llevarmelo en el comienzo del día fue una idea brillante.

Casi siempre olvido salir con un paraguas cuando el día esta gris. Es tan odioso tener un compromiso y llegar empapada, la cartera con oleaje adentro, los cuadernos de papel maché, las botas que hacen cuic-cuic, el pelo pegado al cuero cabelludo como si de lengüetazos furiosos de mil vacas hubiera sido víctima.
Pero escribí Casi porque hay veces que me ilumino. Y a esto iba, es lo único que vine decir: me entusiasma tanto tener un paraguas cuando llueve que siempre soy la última de la ciudad en cerrarlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.