jueves, septiembre 4

 Es evidente que algunas palabras se me escapan, como si fuera una japonesa que hizo un curso introductorio de español en dos semanas y que intenta explicar en un idioma que no es el suyo la alegoría de la caverna.
Ahora que dejé de entender
brotan de mí flores que duran
una noche unas horas
cuando amanece
ya estan en el suelo
hace rato
esperando que alguien las levante
y las tire.
Es bastante dificil

esta hora del día
la de los que con algo roto
intentamos repararlo

2 comentarios:

  1. Creo que lo roto no tiene arreglo y simplemente nos terminamos conformando con remiendos y parches para seguir tirando un tiempito más.

    ResponderEliminar
  2. Ultimamente estoy muy poco taxativa, Hugh. Hay veces que pienso que incluso lo que no esta roto tiene arreglo. Y a veces no. Pero lo que me deja pensando de lo que decis es lo del tiempito, cuánto sería. Quizás sea un buen negocio. Quéseyó
    Beso grande

    ResponderEliminar

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.