jueves, julio 10

Ya no confundo intensidad con tedio
ni las ganas con
el desenlace de las cosas.

2 comentarios:

  1. El problema vendría siendo, en todo caso, como hacer de las cosas a las ganas un camino de vida más que una ruta de vidrieras :) lindo lindo

    ResponderEliminar
  2. Exacto, señor Luna. Aprender a separar las cosas sin desentenderlas. Besos!

    ResponderEliminar

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.