viernes, julio 25

Con dos de azúcar

Alguna vez tuviste ganas de
gritar hasta que las cuerdas hicieran
plin! plin! y se cortaran sin artificio
y correr con un hacha por la casa y darle a los
muebles de madera blanda
una vez dos veces tres cuatro hachazos
ponerte un almohadón mullido
con la funda recien planchada en la cabeza y apretar
apretar hasta sentir la nariz salir por el otro lado
pisar el acelerador hasta llevar el pedal al piso
chocar contra el camión de la basura a 140
y que las basuras se mezclen
desnucar conejitos
tirotear ponys hasta no diferenciar
agujero de bala de
agujero de bala
gore gore gore gore
piñas en la cara
gritos con saliva
cuerpos sin cabeza
que no estamos tan lejos
que no saludes con la mano
a lo salvaje
no te hagas el desentendido
todos queremos ver arder cosas
Todos queremos
destruirnos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.