domingo, junio 8







Botánico.

Un gato se acerca al banco en el que estoy sentada,
hay un flaco leyendo en la otra punta. Lo acaricio y mientras desfila
con la cola levantada va bordeando el asiento hasta llegar al pibe que
le dice hola, agarra una cámara del bolso y le saca dos fotos hermosas
quizás tres; se queda mirando las fotos en la pantalla mientras el ser
real sigue parado seriamente a la altura de sus tobillos. La situación
me desconcierta. Miro al gato con amor y me devuelve la mirada para, dos
segundos luego, seguir con su gira botánica. Me quedo sola con el
concepto que no pude compartir porque los gatos no sufren de esto que es
inconsecuencia crónica.

Estuve escuchando el último disco de
Marina Fages y Lucy Patané. Me gustó demasiado y aca va un tema para
acompañar el sentimiento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.